Cómo eliminar la cal de los grifos

La cal es una de las cosas más frustrantes de eliminar cuando se limpian grifos y fregaderos. Cuanto más raspes, más difícil es eliminarla y, a menudo, en el proceso, dañas la superficie que supuestamente estás limpiando. La cuestión es que hay que limpiar con más inteligencia, no con más fuerza. Así que, si:

  • Notas que tu agua corriente es ligeramente más lenta que antes;
  • No puedes eliminar la cal con los métodos de limpieza tradicionales,

Entonces, sigue leyendo y aprende a eliminar la cal de los grifos.

¿Qué es la cal y qué problemas causa?

La cal es una acumulación blanca y calcárea formada por carbonato cálcico. Es el resultado de la evaporación del agua que contiene ese mismo elemento. Lo llamamos «agua dura».

La cal se acumula en todas las superficies que toca, como en el interior de las tuberías, las teteras, las calderas y dentro y alrededor de los grifos, los fregaderos y las bañeras. Por lo general, allí donde hay agua caliente y dura, también hay acumulación de cal.

La cal puede reducir la eficiencia de tu hogar en gran medida. Reduce el flujo de agua en las tuberías y puede acabar provocando atascos y grietas. Impide la transferencia de calor en los aparatos electrónicos, como las teteras y las calderas. El resultado es un uso más prolongado de los electrodomésticos y un aumento de la factura de los servicios, pero sin cambios o incluso con una menor eficiencia. Limpiar los grifos de cal con regularidad es crucial, así que lo hemos añadido a la lista de comprobación de la limpieza del baño.

En cuanto a tu salud, la cal no es perjudicial. Sin embargo, puede resecar tu piel. Si vives en una zona con agua muy dura, considera la posibilidad de utilizar un jabón hidratante.

Cómo eliminar la cal de los grifos

Artículos para un descalcificador natural

En lugar de recurrir a los productos comerciales, puedes probar primero algunos de los artículos que ya tienes en casa. Serán igual de buenos pero menos peligrosos para tus hijos y mascotas. Los únicos dos ingredientes que necesitarás son

Estos dos contienen ácido cítrico, que romperá los depósitos de cal sin dañar las superficies. El zumo de limón también huele bien, así que ahí está eso. Eso sí, no será tan fácil como rociar un poco de zumo de limón sobre la superficie y simplemente limpiarla. Los ingredientes necesitan tiempo para descomponer los depósitos. Lo más difícil será asegurarse de que permanezcan en su sitio el tiempo suficiente para hacer su trabajo.

Cómo eliminar la cal de los grifos cromados

El cromo es un metal blando y muy fácil de rayar. El acabado puede dañarse por una exposición prolongada al vinagre blanco, así que la mejor manera de limpiar los grifos cromados es con zumo de limón.

  1. Corta un limón fresco por la mitad en sentido transversal. También puede bastar un limón viejo, siempre que aún tenga zumo. Haz un corte fresco y exprímelo suavemente para comprobarlo.
  2. Empuja el trozo de limón con el lado cortado hacia la salida del grifo. La boquilla del grifo tiene que hundirse ligeramente en el limón, así que no tengas miedo de empujar y girar el trozo hacia delante y hacia atrás. El grifo debe permanecer «sumergido» de esta manera para que los jugos descompongan la cal.
  3. Sujeta la rebanada lo mejor que puedas, para que no se caiga. Coloca una bolsa de plástico alrededor del cuello del grifo y átala con una goma, asegurándote de que la rodaja de limón sigue estando donde debe estar.
  4. Déjalo así toda la noche. Si sólo tienes una ligera acumulación de cal, bastarán unas horas. Si tienes mucha acumulación, entonces se recomienda dejar el limón toda la noche.
  5. Desecha el limón y la bolsa de plástico.
  6. Frota la pestaña con un cepillo de dientes viejo y limpio. La cal se desprenderá enseguida.
  7. Utiliza una aguja o la punta afilada de un imperdible para limpiar los orificios de pulverización en los que aún no se haya desprendido la cal.
  8. Lava el grifo con agua caliente para eliminar los restos de zumo de limón y los trozos pequeños que hayan quedado.

Aunque puedes limpiar los grifos regularmente con limones, es mucho más fácil utilizar simplemente vinagre blanco y agua. Consulta nuestro post sobre cómo limpiar los grifos cromados para obtener más información.

Cómo eliminar la cal de los grifos de latón

El zumo de limón funciona con el cromo, pero puede dañar el latón. Por eso, si tienes grifos de latón, debes limpiarlos con una solución de vinagre blanco.

  1. Mezcla una parte de vinagre blanco y una parte de agua en un recipiente.
  2. Empapa un trapo limpio en la mezcla.
  3. Friega la cal tanto como puedas.
  4. Ata el trapo alrededor de las zonas en las que se ha acumulado la cal.
  5. Déjalo durante unas horas o toda la noche.

Es importante que el vinagre esté diluido, de lo contrario, puede empañar tus grifos de latón. Otra alternativa es hacer una pasta con una parte de vinagre blanco y dos partes de bicarbonato. Frota la pasta sobre las manchas acumuladas y aclara después de 30 minutos.

Resumen

  • La cal no se puede eliminar simplemente con un cepillo, sino que hay que aflojarla previamente.
  • Utiliza zumo de limón para eliminar la cal de los grifos cromados.
  • Utiliza vinagre diluido para los grifos de latón.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.