Limpieza de las losas del pavimento – 4 métodos sencillos

Un patio pavimentado es un excelente complemento para cualquier jardín y un lugar perfecto para descansar y relajarse en los meses más cálidos con una bebida dulce y refrescante en la mano. Sin embargo, un patio que nunca se ha limpiado puede estropear el aspecto de tu espacio verde y hacer que tu R&R sea mucho menos agradable. Así que, si no has limpiado tus baldosas en años, quizá sea el momento.

¿Pero sabes cómo se limpian las losas? ¿Necesitas una hidrolimpiadora? ¿Y si no tienes una? ¡No te preocupes! Los expertos de Fantastic Services tienen todas las respuestas y están dispuestos a compartirlas contigo.

Así que, si

  • Hace tiempo que no limpias las losas de tu patio
  • Buscas una forma de limpiar tus losas de pavimento sin necesidad de un limpiador de chorro;
  • Quieres saber exactamente lo que vas a necesitar,

Entonces sigue leyendo, porque este artículo es para ti.

Limpieza de las losas del pavimento - 4 métodos sencillos

Cómo limpiar las losas del pavimento

Hay varias formas de limpiar tu patio, ya sea con o sin chorro de agua. En este post, repasaremos exactamente cómo limpiar las losas del patio, cómo prepararse y qué herramientas y materiales necesitas para cada método.

Antes de empezar

Antes de ponerte manos a la obra, tendrás que preparar y despejar la zona pavimentada. A continuación te explicamos cómo hacerlo.

  • Aleja todos los muebles y plantas del patio.
    Todo lo que pueda obstaculizar una limpieza adecuada tendrá que ser retirado. Asegúrate de que tus plantas están a una distancia segura de la zona, especialmente si optas por el método de la lejía.
  • Elimina las malas hierbas
    Las malas hierbas pueden ser antiestéticas, pero no sólo eso, sino que también pueden causar daños en tu pavimento o en las losas del jardín. Por eso es conveniente eliminarlas en cuanto veas que brotan entre tus losas. O, al menos, ocuparte de ellas lo antes posible. Así evitarás que echen raíces en tu patio y causen más daños.
  • Barre la zona.
    Coge tu fiel escoba y barre el polvo, las hojas, las ramitas, etc. El patio debe estar completamente libre de residuos para garantizar los mejores resultados.

También te puede gustar:

Cómo limpiar las losas del patio sin una lavadora a presión

Si no tienes una hidrolimpiadora y no quieres alquilar una, ¡no te preocupes! Todavía puedes dejar tu patio reluciente. Así que, sin más preámbulos, aquí tienes tres formas sencillas de limpiar las losas de pavimento sin una hidrolimpiadora.

Limpiar las baldosas con agua jabonosa

El agua jabonosa y un poco de grasa para los codos pueden ser suficientes para que tu patio vuelva a brillar. Este método es adecuado para la limpieza ligera y el mantenimiento general. Sólo asegúrate de comprobar los ingredientes del jabón antes de empezar a limpiar. Procura no usar jabón ácido en el hormigón y evita por completo los productos que contengan piedra caliza.

Así que ponte los guantes, coge tus herramientas y ¡manos a la obra!

Lo que necesitas: cubo, cepillo grande de cerdas duras, guantes protectores, agua caliente, jabón líquido o en polvo

Tiempo necesario: 1 hora.

  1. Prepara tu mezcla de limpieza.

    Mezcla el jabón y el agua caliente en un cubo hasta que haga espuma.

  2. Prueba la solución.

    Antes de empezar a limpiar, prueba la mezcla en una pequeña mancha para asegurarte de que no dañará el material.

  3. Vierte la mezcla sobre las zonas afectadas.

    Para que la limpieza sea más manejable, puedes separar el espacio en secciones más pequeñas. Vierte una parte del agua jabonosa sobre las zonas sucias.

  4. Empieza a cepillar.

    Utiliza un cepillo de mango largo para facilitarte la tarea. Sigue cepillando hasta que toda la suciedad se haya desprendido y eliminado de tus baldosas.

  5. Aclara.

    Cuando hayas terminado, aclara la zona con agua limpia para eliminar todo el jabón. Una manguera de jardín puede ser útil para esta tarea.

Y ya está. Si este método no es lo suficientemente eficaz para tratar la fuerte suciedad de tu patio, puedes probar una solución más fuerte.

Cómo limpiar las losas del patio con lejía

Si decides utilizar lejía, debes tener mucho cuidado, ya que este producto químico puede ser peligroso. Sin embargo, si tomas las precauciones adecuadas, puedes hacer que tu patio brille y también eliminar las malas hierbas.

Cuando utilices lejía, asegúrate de que ninguna planta de los alrededores entre en contacto con el producto químico, ya que de lo contrario la vida vegetal morirá. No olvides llevar ropa protectora y comprueba si puedes utilizar la lejía en el tipo de piedra que tienes. El hipoclorito de sodio sólo es adecuado para las losas de pavimento natural, ya que con el tiempo decolorará la piedra artificial.

Lo que necesitas guantes protectores, cepillo grande de cerdas duras, agua caliente, lejía, regadera

  1. Prepara la mezcla de limpieza.
    El primer paso es preparar la solución. Tienes que mezclar la lejía y el agua en una proporción de cinco partes de agua por una de lejía. En lugar de usar un cubo para esta tarea, utiliza una regadera, ya que ofrece más control sobre dónde se vierte la solución de lejía.
  2. Vierte la mezcla sobre las losas.
    Elige primero una zona pequeña para probar la eficacia de esta solución. Cuando estés satisfecho con los resultados, puedes seguir utilizando la solución en una parte más amplia de tu patio. Sólo asegúrate de evitar que la lejía entre en contacto con las plantas de alrededor, ya que esto podría hacer que se marchitasen y muriesen, como ya hemos dicho.
  3. Cepilla las losas.
    Ya estás preparado para empezar a cepillar las losas con tu solución blanqueadora. Frota hasta que veas que se forma algo de espuma en las losas.
  4. Déjalo reposar.
    Deja que la mezcla de lejía se asiente y haga su magia durante 15 minutos, lo que ayudará a que la lejía haga su magia y desprenda la suciedad y la mugre de tus losas.
  5. Aclara.
    Después de esperar 15 minutos, estás listo para enjuagar tus losas con agua limpia. Pero, de nuevo, asegúrate de que el agua de escorrentía no llegue a tu jardín y afecte a tus plantas.

Si no quieres utilizar productos químicos agresivos para limpiar las losas del patio, puedes pasar al siguiente método.

Limpiar las losas del patio con vinagre

Ah, sí, ¡el vinagre blanco! El ingrediente de limpieza multifuncional por excelencia. Puedes utilizarlo para limpiar prácticamente todo lo que hay en tu casa, y sí, ¡incluye las baldosas! Es una gran alternativa natural a los productos químicos agresivos. Así que coge tus provisiones y ponte manos a la obra.

Lo que necesitas cubo, guantes de protección, cepillo grande de cerdas duras, agua caliente, vinagre blanco

  1. Prepara la solución limpiadora.
    Haz una mezcla de agua tibia 1:1 y vinagre blanco.
  2. Vierte la mezcla sobre las losas.
    Vierte la solución uniformemente sobre las zonas afectadas.
  3. Déjalo reposar.
    Deja que la mezcla repose y actúe durante 20 minutos.
  4. Empieza a cepillar.
    Limpia los puntos sucios con tu cepillo de cerdas duras.
  5. Aclara.
    Aclara la mezcla de vinagre con agua limpia.

¡Ahora disfruta de los magníficos resultados y de tu patio impecable!

Cómo limpiar las losas del jardín con una lavadora a presión

Si tienes un equipo de lavado a presión, ¡estás de suerte! Podrás limpiar las losas de tu jardín sin apenas esfuerzo. Así que, ¡saca la máquina y empecemos!

Qué necesitas: Lavadora a presión, detergente adecuado, suministro de agua

  1. Conecta el limpiador a presión.
    Como las hidrolimpiadoras necesitan un suministro constante de agua para que el trabajo se realice de forma eficaz, primero tienes que conectarlas a tu suministro principal de agua.
  2. Llena de detergente.
    Dependiendo del tipo de hidrolimpiadora que tengas, puedes llenarla de detergente, que puedes rociar primero sobre el patio. Deja este detergente sobre las losas del patio entre 5 y 10 minutos, para que penetre en todas las grietas y hendiduras.
  3. Rocía el patio con detergente.
    Pulveriza el limpiador sobre las zonas afectadas y déjalo reposar durante 5-10 minutos.
  4. Cambia la presión del agua a media.
    Ya estás listo para abrir el agua y rociar. Al hacerlo, gira la boquilla de la lanza de la lavadora a presión para alcanzar un nivel de presión medio. Una vez ajustada, puedes empezar a pulverizar el agua sobre las losas de tu jardín. Utiliza un patrón de movimiento de izquierda a derecha y de atrás a adelante, para conseguir una cobertura consistente.
  5. Lava a presión las losas.
    Pulveriza las losas del patio con el limpiador de chorro, utilizando el ajuste de abanico amplio y rociando en un ángulo de 45 grados. Ve de izquierda a derecha y de atrás hacia adelante, cubriendo uniformemente todas las piedras. Esto proporcionará la acción de limpieza más potente para las losas del patio.
  6. Desconecta el limpiador a presión.
    Llegados a este punto, tu patio debe parecer limpio y casi nuevo. Ahora puedes desconectar la hidrolimpiadora y apretar el gatillo hasta que se haya vaciado toda el agua. Al vaciar tu hidrolimpiadora, evitarás que se dañe en el futuro. Por ejemplo, el agua de su interior podría congelarse, lo que podría provocar una contracción de sus mecanismos internos, consiguiendo así que el equipo se dañe. Una vez que hayas hecho esto, estarás listo para disfrutar de los frutos de tu trabajo, ya que ahora sabes cómo limpiar un patio con una hidrolimpiadora./li>

También te puede gustar:

Resumen

  • Puedes limpiar bien las losas de tu patio incluso sin una lavadora a presión.
  • El agua jabonosa es adecuada para una limpieza y mantenimiento ligeros.
  • Si decides utilizar lejía, ten cuidado de que no caiga en las plantas de alrededor.
  • Puedes utilizar vinagre como una buena alternativa natural a los productos químicos.
  • Una lavadora de chorro es estupenda para la limpieza a fondo.

***

¿Te ha resultado útil este artículo? ¿Tu patio está ahora reluciente? ¡Háznoslo saber en los comentarios de abajo!

Fuente de la imagen: shutterstock / teekaygee

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.