Cómo limpiar un sofá de ante

Los sofás y sillones de ante son hermosas piezas de interior en cualquier hogar, extremadamente delicadas y suaves al tacto, sin embargo, fáciles de dañar y difíciles de limpiar. Si no sabes cómo cuidar adecuadamente el ante o el microsuede, corres el riesgo de arruinar rápidamente este bonito tejido. La cuestión es que los sofás de ante requieren un mantenimiento rutinario adecuado con el uso diario. Los líquidos y la suciedad pueden cambiar mucho el aspecto del ante, haciéndolo parecer grasiento y oscurecido.

Las manchas se instalan rápidamente en el tejido, por lo que tendrás que ocuparte de ellas inmediatamente, para evitar que tu sofá tenga un aspecto sucio. Francamente, a todo el mundo le gusta tener la casa limpia, y para ello es esencial que el sofá tenga un aspecto fresco y bonito. Por eso hemos elaborado esta guía para quienes se preguntan cómo limpiar un sofá de ante.

Así que sigue leyendo si:

  • Quieres evitar dañar tu sofá al limpiarlo;
  • Hay manchas incrustadas que se niegan a salir;
  • No estás seguro de cómo abordar la tarea.

Cómo limpiar un sofá de ante

Antes de limpiar busca la etiqueta de tu sofá de ante

Limpiar un sofá de ante puede ser complicado. Cada pieza de ante es única y requiere una limpieza especializada. Por eso es importante saber si tu sofá es de ante o de micropiel para evitar dañarlo en el proceso de limpieza. Por lo general, el ante puede repeler el agua hasta cierto punto, aunque el microsuede es más resistente a los líquidos. Aun así, algunas piezas de ante pueden ser muy sensibles a la humedad.

Los sofás vienen con una etiqueta de cuidado en la que se puede encontrar información sobre qué tipo de limpiadores son seguros. Las etiquetas tienen un sistema de codificación que te indica si puedes usar agua o si necesitas usar otras soluciones.

  • W: Es seguro utilizar soluciones de base acuosa en el tejido.
  • S: Se requiere una limpieza en seco o con disolvente sin agua, ya que el agua daña el tejido.
  • S-W: Puedes utilizar cualquiera de los métodos anteriores. Tanto la base de agua como los disolventes son seguros.
  • X: Cualquier líquido puede dañar el tejido. Utiliza sólo la limpieza con aspiradora.

Consejo profesional: Si no encuentras la etiqueta, prueba el limpiador en una parte pequeña y oculta del sofá para evitar que se decolore y se dañe.

A continuación, pasa la aspiradora

Los sofás de ante requieren una aspiración regular para liberar el tejido de cualquier polvo, pequeños residuos o pelos de mascotas. Es aconsejable aspirar el sofá semanalmente si es posible, o al menos una vez al mes. Utiliza el accesorio de cepillo para tapicerías de tu aspiradora y repasa la superficie en forma de cruz. Para acceder fácilmente a todos los rincones, utiliza una aspiradora manual o una herramienta para hendiduras. Si tienes cojines desenfundables, apártalos y repasa después también su superficie.

También te puede gustar:

Cómo quitar las manchas de un sofá de ante

  • Cómo tratar las manchas de humedad – Debido a la sensibilidad del ante a la humedad, la regla «cuanto más rápido, mejor» se aplicará si se derrama comida o bebida en tu sofá. Utiliza un paño limpio o una toalla para secar suavemente la mancha y absorber todo el líquido posible. No frotes ni restriegues. Si aún queda grasa o comida, utiliza un paño ligeramente húmedo (no mojado) para eliminar los residuos. Si la mancha se soluciona inmediatamente, es posible que no se necesiten productos de limpieza. Sólo si es necesario y lo aconseja el fabricante, aplica un tratamiento antimanchas y déjalo actuar unos minutos. Aclara con una toalla limpia y húmeda y utiliza un secador de pelo para secar la zona más rápidamente.
  • Tratamiento de manchas antiguas – Las manchas viejas y secas, sin embargo, pueden ser más persistentes y difíciles de eliminar. Tanto si la comida como la bebida han causado la mancha, limpiarla, después de que haya estado en tu sofá durante algún tiempo, es una tarea difícil, pero no una misión imposible. Sólo tienes que saber qué hacer. Existen gomas de borrar especiales para este fin, pero una goma de lápiz normal y corriente también puede hacer el trabajo por ti. Frota suavemente la zona afectada. Recuerda tener cuidado de no dañar el tejido. Después, utiliza un cepillo suave, como un cepillo de dientes, por ejemplo, para eliminar el exceso de suciedad. Si tienes un cepillo para gamuza, será aún mejor. Sin embargo, hay algunas manchas que no desaparecen con remedios caseros y, sobre todo, si se trata de una mancha de tinta o de lápiz de colores, tendrás que ponerte en contacto con limpiadores profesionales.
  • Limpieza de manchas de grasa – ¿Manchas de grasa en el sofá de ante? ¡Es desagradable! Pero, afortunadamente, hay una forma de combatirlas. Hay varios productos caseros que pueden utilizarse para limpiar la grasa del ante y todos ellos tienen la capacidad de absorber la grasa. En primer lugar, retira suavemente el exceso de grasa con una toalla limpia. No presiones demasiado el tejido, ni frotes la zona para no extender la mancha. A continuación, espolvorea una fina capa de bicarbonato de sodio, polvos de talco o maicena sobre la mancha. Ten cuidado de no exagerar, ya que podría causar una decoloración no deseada. Deja que el polvo permanezca toda la noche y luego aspira el polvo restante o cepíllalo con un cepillo de cerdas suaves. Si es necesario, repite los pasos hasta que la mancha desaparezca. Hay algunos desengrasantes comerciales que puedes encontrar en tiendas o en Internet y utilizarlos para limpiar el sofá, pero ten cuidado y sigue siempre las instrucciones del producto.

También te puede gustar:

Cómo mantener tu sofá de ante

  • Cepíllalo regularmente – Esto también garantizará que se mantengan en buena forma y no será necesaria una limpieza más a fondo con demasiada frecuencia. Hay dos técnicas de cepillado adecuadas para los sofás de ante. Puedes utilizar pequeños movimientos circulares o seguir patrones entrecruzados. Ambas garantizan que la suciedad se elimine a fondo sin dañar la tapicería. Utiliza siempre un cepillo suave en lugar de uno demasiado abrasivo. Puedes comprar un cepillo especializado en gamuza. Si tienes una mascota en casa, el cepillado es esencial y debes hacerlo con más regularidad. Los pelos de las mascotas, al igual que el polvo y la suciedad, pueden quitarle el brillo y el aspecto magnífico a tus muebles de ante.
  • Usa un spray antimanchas – Estos productos no pueden asegurar una protección absoluta contra cualquier mancha, pero al menos pueden simplificar la limpieza posterior. Funciona formando una capa protectora sobre la tapicería de ante que impide que las manchas se instalen y ayuda a que el tejido dure más tiempo. Utiliza el spray preferentemente en una habitación bien ventilada, manteniéndolo a unos 30 cm de la superficie. Trabaja por secciones. Para obtener mejores resultados, aplica dos o tres capas. Deja que el ante se seque durante unas horas antes de sentarte sobre él.

Resumen

  • El ante es un tejido bonito y suave que puede estropearse muy fácilmente y es difícil de limpiar.
  • Los sofás de ante requieren un mantenimiento regular, como cepillar y aspirar.
  • El ante es muy sensible al agua, por lo que debes comprobar la etiqueta de tu sofá para saber si puede dañarse con los líquidos.
  • Las manchas húmedas deben limpiarse inmediatamente antes de que tengan la oportunidad de fijarse.
  • Hay algunos productos naturales que pueden utilizarse para combatir las manchas de grasa.
  • Las manchas antiguas son muy difíciles de eliminar de la tapicería de ante, y por eso en algunos casos se necesita ayuda profesional.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.