7 consejos para limpiar la suela de la plancha

Su plancha ha perdido parte de su brillo por el uso. Su suela, antes brillante, es ahora negra y con hollín. Como he pasado por ello, sé muy bien lo frustrante que es esta situación. Todavía recuerdo con dolor mi angustia emocional…

Aunque compartir mis penas me hace sentir mejor, es poco probable que resuelva tu problema. Cómo limpiar la suela de una plancha que se ha quemado? Desde productos cotidianos hasta soluciones más originales, no faltan opciones.

Aquí están mis 7 consejos para recuperar la suela de su plancha como nueva.

Philips-GC8735-80-test

1-Limpieza de una suela de plancha quemada: Utilice jabón de Marsella

Verdadero producto milagroso, el jabón de Marsella es un artículo que hay que tener a toda costa. Suave con la ropa y la piel, y capaz de fregar hasta los suelos más sucios, también es un gran aliado para descalcificar las planchas.

Sin embargo, para que el jabón de Marsella sea realmente eficaz, la suela debe estar aún caliente. Al mismo tiempo, no cometas el error de dejar la plancha enchufada.

Para limpiar la suela de su plancha, déjela encendida durante unos minutos. Una vez que la suela esté caliente, desconéctela de la fuente de alimentación. Tan pronto como sea posible, aplique una solución de agua con un poco de jabón de Marsella. Con un paño seco o una toalla de papel, frote enérgicamente para eliminar todos los residuos.

En pocos minutos, la suela de su plancha debería recuperar su aspecto original.

2-Limpiar la suela de una plancha: Utiliza el poder astringente del vinagre blanco

Igualmente eficaz, el vinagre blanco es un alimento probado para limpiar las planchas. Poner en un frasco 50% de agua mineral y 50% de vinagre blanco. Empapa un paño con esta mezcla. Limpie la suela de su plancha con esta mezcla. Para una mayor eficacia, añada una pizca de sal.

Pero cuidado… Por su efecto corrosivo, el vinagre blanco no debe dejarse sobre la suela de plancha. Cuando la suela vuelva a estar brillante, elimine todo rastro de humedad con un paño seco o papel absorbente.

3-Limpiar la suela de la plancha: Utilice un limón cortado por la mitad

Si hubiera conocido antes este consejo de abuela, habría pasado menos tiempo peleando con mi plancha. Todo lo que necesitas para fregar el zapato de la plancha es un cítrico: un limón.

Con un cuchillo, cortar los cítricos por la mitad en sentido transversal. Enciende la plancha y deja que se caliente durante unos minutos. En cuanto se desenchufe, frote la pulpa del limón en la suela. No escatime en esfuerzos. Una vez que esté satisfecho con el resultado, limpie con un paño húmedo.

4-Limpiar la suela de la plancha con bicarbonato de sodio

Sin el bicarbonato de sodio, esta lista no estaría completa. Este polvo blanco, que es un producto básico en el hogar, hace maravillas en las suelas de plancha quemadas por el desgaste.

De nuevo, la plancha debe estar ligeramente calentada para que el bicarbonato de sodio tenga algún efecto notable. En un paño húmedo, vierta un poco de bicarbonato de sodio y frote el zapato. Sin duda, la plancha tardará unos minutos en volver a brillar. Después, límpialo con un paño completamente seco.

5-Limpiar la suela de la plancha con tiza o cera de vela

No, no estás soñando. La tiza blanca y la cera de las velas son excelentes para limpiar la suciedad de las planchas. ¿Quién iba a pensar que estos objetos cotidianos serían capaces de tales hazañas?

Para garantizar la satisfacción, la suela debe estar aún caliente. Utiliza suavemente el palo de tiza o la vela para eliminar el hollín. Aunque es tediosa, esta maniobra da resultados impresionantes.

6-Limpieza de la suela de la plancha: con pasta de dientes blanca

Para limpiar la suela de su plancha, nada mejor que un poco de pasta de dientes. Pero cuidado, no cualquier pasta de dientes. Olvídate de los de gel o cristal. El único tipo que realmente funciona es la pasta blanca 100% natural.

Para utilizarlo, extienda un poco de pasta de dientes blanca en la suela. Asegúrese de que forma una capa de al menos unos milímetros. El siguiente paso requerirá codazos y mucha perseverancia. Con un paño seco, frote suavemente la suela. Terminar con un paño húmedo.

7-Limpiar la suela de la plancha con quitaesmalte

¿La suela de su plancha tiende a pegarse? Si es así, le encantará esta solución. Gracias a los compuestos decapantes que contiene, el quitaesmalte es ideal para eliminar cualquier tipo de suciedad. Para casos extremos, elija uno que contenga acetona. Si no, opta por un modelo clásico.

Aplicar un poco de quitaesmalte en la suela con un algodón. Dejar actuar de 1 a 2 horas antes de limpiar con un paño húmedo.

En resumen

Limpiar la suela de su plancha no es ni mucho menos un calvario. Sorprendentemente, es probable que ya tengas todo lo que necesitas a mano. Jabón de Marsella, vinagre blanco, quitaesmalte, etc. No hace falta mucho para limpiar una suela de plancha. ¿Cuál de estas opciones prefiere?

Último consejo: asegúrate de ajustar bien la temperatura de la plancha. Le ahorrará muchos problemas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar